Precedentes son de observancia obligatoria para todas las entidades del sistema de inspección

La Sala Plena del Tribunal de Fiscalización Laboral estableció diversos precedentes de observancia obligatoria para todas las entidades del sistema de inspección del trabajo, mediante la Resolución Nº 001-2021-Sunafil/TFL-Primera Sala.

Dichas decisiones, de esta manera, se refieren a las jornadas acumulativas acordadas por excepción durante la pandemia del covid-19; la demora en la respuesta a los requerimientos de información efectuado por un inspector de trabajo; y finalmente sobre la naturaleza de las infracciones a la labor inspectiva.

Criterios

Así, en el primer tema este colegiado comprobó que durante la pandemia se adoptaron acuerdos colectivos entre empleadores y organizaciones de trabajadores, ampliando excepcionalmente la jornada acumulativa más allá de los límites establecidos por la doctrina del Tribunal Constitucional (TC), según la cual estas no pueden superar el promedio de ocho horas diarias ni 48 horas semanales en un período de tres semanas o uno más corto.

Entiende, en ese sentido, que estas medidas solo son legítimas en caso hayan sido los actores sociales quienes hubieran pactado la extensión excepcional de la jornada de trabajo de manera temporal, siendo necesario que los trabajadores hayan sido representados por uno o más sindicatos, que en su conjunto representen a la mayoría de los que se vean afectados por estas medidas.

En ese sentido, el tribunal concluye que, durante el contexto de las medidas de restricción a que dé lugar la prevención del contagio por covid-19, el sistema de inspección del trabajo deberá analizar casuísticamente la concurrencia de ciertos elementos, a fin de establecer si la modificación convencional de la jornada de trabajo acumulativa es legítima.

Estos elementos se refieren a que el acuerdo deberá ser pactado con un sindicato que esté acreditado como organización representativa de la mayoría de los trabajadores afectados por la modificación, señala un informe del Estudio Benites, Vargas & Ugaz.

Luego, el acuerdo correspondiente deberá ser adoptado por un lapso determinado, siendo esta provisionalidad objeto del control preferente por los propios sujetos colectivos; y, que se deberá considerar la naturaleza y características del centro de trabajo, con relación a sus elementos (lejanía, riesgos existentes en el lugar, entre otros).

Este tribunal también señaló que la medida se deberá adoptar con sustento de seguridad y salud en el trabajo y articularse con ellas, con la validación de los órganos correspondientes en materia de prevención de riesgos y se deberá desplegar mecanismos compensatorios al desgaste físico y emocional.

Demoras

Este colegiado de igual modo resolvió sobre las demoras en la respuesta a requerimiento de información efectuado por un inspector de trabajo.

En este contexto, fijó como precedente que cuando la fiscalización pueda proseguir a pesar del comportamiento del inspeccionado que haya perturbado o retrasado la investigación, en la formulación de las actas de infracción y en su calificación posterior, deberá imputarse la infracción como una de tipo grave a la labor inspectiva.

En cambio, cuando la demora del sujeto inspeccionado frustre la fiscalización, la tipificación invocable será la de una infracción muy grave a la labor inspectiva. Mientras que para la aplicación de este criterio, será determinante el examen de la motivación que consta en el acta de infracción que, además de ser puntual y concisa, debe ser suficiente para concluir que la conducta del administrado constituye una falta al deber de colaboración, según se haya acreditado en el procedimiento.

Finalmente, los precedentes señalados obtendrán su carácter vinculante a partir del día siguiente de su publicación en el diario oficial.

Las actas

El tercer precedente vinculante se refiere a la naturaleza de las infracciones a la labor inspectiva. Aquí señala que, en tanto que no se disponga cosa distinta, los actos o hechos que impiden o dificulten la labor inspectiva y que se consignan en el acta de infracción, constituyen infracciones que no tienen una naturaleza secundaria, adjunta ni dependiente, respecto de posibles infracciones ocurridas y detectadas en la visita inspectiva en el marco de la inspección del trabajo.

 

FUENTE: DIARIO EL PERUANO