La tasa de inflación a 12 meses se incrementó de 3.25% en junio a 3.81% en julio, ubicándose transitoriamente por encima del rango meta por factores tales como el incremento de los precios internacionales de insumos alimenticios y combustibles, así como del tipo de cambio.

El directorio del Banco Central de Reserva (BCR) acordó elevar la tasa de interés de referencia a 0.50%, continuando con una política expansiva, pero con la finalidad de frenar las expectativas de inflación que se ha elevado transitoriamente.

Para elevar este indicador, el ente emisor tomó en cuenta que la tasa de inflación a 12 meses se incrementó de 3.25% en junio a 3.81% en julio, ubicándose transitoriamente por encima del rango meta por factores tales como el incremento de los precios internacionales de insumos alimenticios y combustibles, así como del tipo de cambio.

No obstante, afirmó que los indicadores tendenciales de inflación se ubican alrededor del centro del rango meta. La tasa de inflación sin alimentos y energía a 12 meses se ubica en 2.14% en julio.

“Se proyecta que la inflación retornará al rango meta en los próximos 12 meses y se mantendrá luego en dicho rango durante el resto del próximo año, debido a la reversión del efecto de factores transitorios sobre la tasa de inflación (tipo de cambio, precios internacionales de combustibles y granos) y a que la actividad económica se ubicará aún por debajo de su nivel potencial”, señaló el banco central en su programa monetario de agosto..

Además, las expectativas de inflación a 12 meses aumentaron de 2.6% en junio a 3.0% en julio, límite superior del rango meta de inflación. Sin embargo, la mayoría de indicadores de expectativas sobre la economía se mantiene en el tramo pesimista en julio.

“Se espera una recuperación de la actividad económica mundial más acentuada en los próximos trimestres conforme continúe el proceso de vacunación en el mundo y los programas significativos de estímulo fiscal en países desarrollados”, agregó.

El BCR consideró apropiado mantener una postura expansiva mientras persistan los efectos negativos de la pandemia sobre la inflación y sus determinantes, y se encuentra especialmente atento a la nueva información referida a las expectativas de inflación y a la evolución de la actividad económica para considerar, de ser necesario, modificaciones en la posición de la política monetaria.

El ente emisor afirmó que continuará realizando todas las acciones necesarias para sostener el sistema de pagos y el flujo de créditos de la economía. Los mercados financieros mostraron una alta volatilidad en un contexto de incertidumbre y las acciones del BCR se orientaron a atenuar dichas volatilidades.

En la misma sesión, se acordó elevar las siguientes tasas de interés de las operaciones en moneda nacional del BCR con el sistema financiero bajo la modalidad de ventanilla.

Depósitos overnight: .35% anual.

Operaciones de reporte directas de títulos valores y de moneda, y Créditos de regulación monetaria: 1.0% anual.

La próxima sesión del Directorio en que se evaluará el Programa Monetario está programada para el 9 de setiembre de 2021.

 

FUENTE: DIARIO GESTIÓN