En épocas difíciles y con una coyuntura económica golpeada, como la que se está viviendo en nuestro país y el mundo, surge la pregunta más importante para un empresario: ¿Continúo con el negocio? ¿Qué hago para seguir en el mercado? ¿Hay posibilidad de continuar con el negocio sin liquidarlo? 

En estas breves líneas, quisiéramos presentar a los procedimientos concursales, siendo más concretos a la reestructuración patrimonial, como un mecanismo de ayuda y de impulso para retomar una mejor posición en el mercado, sobre todo de permanencia en el mismo. 

 

[rev_slider alias=”social”][/rev_slider]

 

Cabe resaltar que, los procedimientos concursales en su mayoría gozan de un estigma creado por la mayoría de empresas y empresarios, puesto que se considera que el llegar a estos representa directamente la quiebra de la empresa. Es decir, desaparecer del mercado. Situación que está alejada de la realidad, debido a que existen mecanismos que permiten el reflote y sobre todo la continuidad en el mercado. 

Debemos recordar que los procedimientos concursales tienen por finalidad propiciar un ambiente idóneo para la negociación entre los acreedores y el deudor sometido a concurso, que les permita llegar a un acuerdo de reestructuración o, en su defecto, a la salida ordenada del mercado, bajo reducidos costos de transacción.

Ahora bien, parte del análisis que debe realizar una empresa antes de tomar cualquier estrategia es una revisión pormenorizada de sus estados financieros y la coyuntura en la que se encuentra, lo que permitirá al equipo especializado en reestructuración ofrecer la mejor alternativa para la creación del Plan de Reestructuración.

Entendamos, que en ocasiones la sobrevivencia de una empresa pasará por el apalancamiento en el sistema financiero, la venta de bienes, la capitalización de deudas, la reestructuración patrimonial, entre otras estrategias. Precisamente, el análisis del que hablamos en el párrafo anterior culmina con el planteamiento de estas alternativas. 

Así, la reestructuración patrimonial es el mecanismo por el cual las empresas insolventes pueden mantenerse en el mercado, sobre todo contando con parámetros eficientes. Convirtiéndolas en unidades de negocio competitivas.

Es indispensable mencionar que el sometimiento al procedimiento al procedimiento concursal tiene como principal ventaja que las obligaciones o deudas de la empresa se suspenden, tal como lo ha establecido el artículo 17 de la Ley 27809, Ley General del Procedimiento Concursal.

Por último, el empresario debe conocer todos los mecanismos legales y financieros que le permita tomar las decisiones adecuadas y que respondan las preguntas realizadas al inicio de presente documento. ¿Continúo con el negocio? ¿Qué hago para seguir en el mercado? ¿Hay posibilidad de continuar con el negocio sin liquidarlo?

En Gálvez Monteagudo Abogados tenemos la visión para realizar el análisis de las estrategias mencionadas y ayudarlos a ejecutar las acciones necesarias para, SIN RIESGOS, continuar operando en el mercado.

 

 


Eduardo Gálvez Monteagudo, Socio Fundador que lidera el Estudio Gálvez Monteagudo Abogados cuenta con más de 45 años de sólida experiencia en el ámbito de servicios legales en el Perú y a nivel internacional. Su experiencia legal con visión empresarial lo respalda, contando con la confianza y seguridad de sus clientes.

El principal compromiso de la firma de abogados es brindar asesoría legal integral, eficiente, e inmediata; en sintonía con los retos y desafíos actuales; y sus filas están conformadas por profesionales especializados en todas las ramas del Derecho, cuya misión es simplificar la vida de sus clientes y orientarlos en sus retos.

En Gálvez Monteagudo Abogados, más que asesores legales, somos aliados estratégicos de nuestros clientes. Si deseas recibir asesoría legal especializada y programar una cita comunícate al (511)372-4900, WhatsApp: (+51) 972141324 o correo electrónico info@galvezmonteagudo.pe