I.- INTRODUCCIÓN:

En el Perú el ordenamiento jurídico le ha dado una serie de herramientas a la sociedad anónima que le permiten constituirse en  el vehículo más importante para hacer negocios por sus alcances y flexibilidad, sin perjuicio de sus variables y de otras formas societarias existentes.

En el presente artículo abordaremos algunos alcances de la Ley y sobre todo las modificaciones planteadas por el anteproyecto de la nueva Ley General de Sociedades,  Con la finalidad de ser más ilustrativos compararemos cada artículo de la Ley vigente con su contraparte del anteproyecto y nuestro comentario sobre las ventajas de cada uno.

II.- EL DOMICILIO

Consideramos que este es un punto importante para desarrollar, puesto que la legislación no es muy clara al respecto. Para ello transcribiremos lo que dice la Ley y el Anteproyecto de reforma.

 

LEY N° 26887 ANTEPROYECTO
 

Artículo 20.- Domicilio

El domicilio de la sociedad es el lugar, señalado en el estatuto, donde desarrolla alguna de sus actividades principales o donde instala su administración.

 

En caso de discordancia entre el domicilio de la sociedad que aparece en el Registro y el que efectivamente ha fijado, se puede considerar cualquiera de ellos.

 

La sociedad constituida en el Perú tiene su domicilio en territorio peruano, salvo cuando su objeto social se desarrolle en el extranjero y fije su domicilio fuera del país.

 

 

Artículo 21.- Domicilio social

21.1. La sociedad constituida en el Perú tiene un domicilio social en territorio peruano.

 

21.2. La sociedad debe indicar en su estatuto un domicilio. El domicilio es la ciudad ubicada en territorio peruano, con indicación de la provincia y departamento a que dicha ciudad corresponde, en la que la sociedad tendrá al menos una oficina.

 

21.3. En caso de discordancia entre el domicilio de la sociedad que aparece en el Registro y el que efectivamente ha fijado, se puede considerar cualquiera de ellos.

 

Como podemos apreciar del articulado del anteproyecto la principal innovación es el desarrollo de la descripción de la ciudad que elige la sociedad para desarrollar sus actividades.

En nuestra opinión, el desarrollo o modificación de dicho artículo permite ser un poco más específico en cuanto a la ciudad donde desarrollará las actividades la empresa. Sin embargo, debemos mencionar que la norma no determina el lugar exacto del domicilio de la sociedad. Es decir, ni el proyecto ni el anteproyecto obligan a la sociedad a describir de forma clara el lugar donde se desarrollarán sus actividades.

Consideramos pertinente señal que se pudo desarrollar de forma más clara y concreta el lugar de domicilio de la sociedad, dejando como salvedad que ante una modificación o discrepancia entre el domicilio señalado y la ubicación real de la sociedad se podría elegir ambos.

Sin perjuicio de lo antes mencionado, no debemos dejar de mencionar la importancia que tiene el domicilio fiscal, el domicilio que declara la sociedad ante la Superintendencia Nacional de Aduana y Administración Tributaria – SUNAT, lugar que por lo general es utilizado para realizar comunicaciones a la sociedad.

 

III.- APORTES

 Una de las decisiones más importantes cuando se quiere constituir una compañía sea de la forma societaria que uno elija (S.A., S.A.C. y S.A.A.) es cuando se estima el monto del capital que deben invertir los accionistas fundadores para crear la empresa. Recordemos que este aporte tendrá como finalidad ser un respaldo ante contingencias económicas, pero sin duda su mayor cualidad es determinar el porcentaje de participación que tiene cada socio.

Así, el primer aporte que realizan los accionistas determinará el capital social con el que la empresa iniciará operaciones y a su vez el grado de obligaciones y derechos derivados de las acciones que la sociedad entregará a los accionistas por este primer aporte.

En ese sentido, corresponde analizar la normativa vigente y lo estipulado por el anteproyecto, para brindar los respectivos comentarios.

 

LEY N° 26887 ANTEPROYECTO
Artículo 22.- Los aportes

Cada socio está obligado frente a la sociedad por lo que se haya comprometido a aportar al capital. Contra el socio moroso la sociedad puede exigir el cumplimiento de la obligación mediante el proceso ejecutivo o excluir a dicho socio por el proceso sumarísimo.

 

El aporte transfiere en propiedad a la sociedad el bien aportado, salvo que se estipule que se hace a otro título, en cuyo caso la sociedad adquiere sólo el derecho transferido a su favor por el socio aportante.

 

El aporte de bienes no dinerarios se reputa efectuado al momento de otorgarse la escritura pública.

 

Artículo 24.- El aporte. Bienes materia del aporte

24.1. En la sociedad anónima, en la sociedad comercial de responsabilidad limitada y en la sociedad en comandita por acciones, solo pueden ser objeto de aporte los bienes o los derechos patrimoniales, incluyendo empresas, establecimientos comerciales o industriales o de servicios y bloques patrimoniales, susceptibles de valorización económica.

 

24.2. En la sociedad anónima, en la sociedad comercial de responsabilidad limitada y en la sociedad en comandita por acciones, no podrán ser objeto de aporte el trabajo o los servicios.

 

 

Como es de verse el anteproyecto desarrolla de forma más detallada la característica del aporte y sobre todo qué sociedades pueden ser capaces de obtener aportes con características particulares.

Sin embargo, deja de lado puntos, desde nuestro punto de vista, muy importantes, como lo son las acciones y medidas que se pueden adoptar contra un socio moroso.

Cabe resaltar que, si bien el artículo de la Ley establece de forma genérica los aportes que pueden realizar los accionistas, el artículo 24° del Anteproyecto determina que las empresas y los bloques patrimoniales también pueden ser considerados un aporte.

 

LEY N° 26887 ANTEPROYECTO
Artículo 23.- Aportes dinerarios

 

Los aportes en dinero se desembolsan en la oportunidad y condiciones estipuladas en el pacto social. El aporte que figura pagado al constituirse la sociedad o al aumentarse el capital debe estar depositado, a nombre de la sociedad, en una empresa del sistema financiero nacional o en una cooperativa de ahorro y crédito que solo opera con sus socios y que no está autorizada a captar recursos del público u operar con terceros, inscrita en el Registro Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito No Autorizadas a Captar Recursos del Público, al momento de otorgarse la escritura pública correspondiente

Artículo 27.- Realización de aporte dinerario

El aporte dinerario se considera realizado cuando su monto haya sido abonado en una cuenta a nombre de la sociedad, en una empresa bancaria o financiera supervisada por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP. Este aporte deberá estar acreditado al momento de otorgarse la escritura pública.

 

 

Una de las formas más clásicas de realizar aportes es mediante dinero, pero ¿Cómo funciona esto? Pues la norma regula que los accionistas deberán abonar dichos aportes a una cuenta de la sociedad. Pero ¿Cómo depositar a una cuenta si la empresa aún no existe? Pues la respuesta es sencilla. Los bancos emiten un certificado de depósito a nombre de la futura sociedad, ello previa presentación del cargo de la minuta de constitución sellada por la notaría que elevará a Registros Públicos la sociedad y así dar por iniciada la vida de la nueva persona jurídica.

Sin perjuicio de lo antes mencionado, debemos señalar que el anteproyecto no contempla la modificación normativa publicada en julio de 2018, mediante la cual incorporan a las Cooperativas como entidades supervisadas por la Superintendencia de Banca y Seguros – SBS.

 

LEY N° 26887 ANTEPROYECTO
Artículo 27.- Valuación de aportes no dinerarios

En la escritura pública donde conste el aporte de bienes o de derechos de crédito, debe insertarse un informe de valorización en el que se describen los bienes o derechos objeto del aporte, los criterios empleados para su valuación y su respectivo valor.

 

Artículo 30.- Valorización de aportes no dinerarios

30.1. Cada aporte no dinerario es materia de informe que contenga la puntual identificación, detalle y valorización del bien o derecho que se aporta incluyendo, si fuera el caso, la información sobre su inscripción en el Registro.

30.2. El informe especifica el o los criterios técnicos, económicos o de cualquier otra naturaleza utilizados para su identificación, detalle y valorización.

30.3. Quien emite el informe responde frente a la sociedad, los socios y los acreedores por los daños y perjuicios causados por la valorización debido a su actuación dolosa o negligente. El socio es solidariamente responsable con quien emite el informe en caso de haber conocido que este fue elaborado dolosa o negligentemente. Lo indicado en el párrafo precedente es sin perjuicio de la responsabilidad penal a que hubiese lugar.

 

 

Sin lugar a duda este es uno de los mejores esfuerzos que ha realizado el comité de reforma de la Ley General de Sociedades, puesto que describe de forma clara y precisa cómo se deberán realizar las valorizaciones y sobre todo atribuye responsabilidad solidaria al socio aportante y a quien realiza el informe de valorización.

 

IV.- CONCLUSIONES:

Los esfuerzos que ha realizado el anteproyecto para mejorar la Ley vigente son loables pero no lo suficientes para darles a las sociedades todas las herramientas modernas que permitan facilitar el entendimiento entre los socios  y el crecimiento legal y económico de las compañías.

 

 


Eduardo Gálvez Monteagudo, Socio Fundador que lidera el Estudio Gálvez Monteagudo Abogados cuenta con más de 45 años de sólida experiencia en el ámbito de servicios legales en el Perú y a nivel internacional. Su experiencia legal con visión empresarial lo respalda, contando con la confianza y seguridad de sus clientes.

El principal compromiso de la firma de abogados es brindar asesoría legal integral, eficiente, e inmediata; en sintonía con los retos y desafíos actuales; y sus filas están conformadas por profesionales especializados en todas las ramas del Derecho, cuya misión es simplificar la vida de sus clientes y orientarlos en sus retos.

En Gálvez Monteagudo Abogados, más que asesores legales, somos aliados estratégicos de nuestros clientes. Si deseas recibir asesoría legal especializada y programar una cita comunícate al (511)372-4900, WhatsApp: (+51) 972141324 o correo electrónico info@galvezmonteagudo.pe